OTTO ENGELHARDT, YA TIENE CALLE EN SEVILLA

12 Julio 2018
OTTO ENGELHARDT, YA TIENE CALLE EN SEVILLA
 Desde hoy jueves  Otto Engelhardt (Brunswick 7 de agosto de 1866, Sevilla 1936) contará con una calle en la Sevilla que tanto amó y contribuyó a modernizar.
Don Otto, como era conocido, trabajó y luchó para que Sevilla contara con un Colegio Alemán, por ello está considerado como uno de los precursores del Colegio Alemán Sevilla Alberto Durero.
 
Trabajó como ingeniero en AEG en Berlín y, tras la visita a la empresa alemana de los promotores de la Compañía Sevillana de Electricidad en 1894, fue nombrado director de la misma, trasladándose a la ciudad española, localidad que ya no abandonaría. También dirigió la Compañía de Tranvías de Sevilla y fue el creador de la empresa farmaceútica Sanavida ubicada en San Juan de Aznalfarache. Fue un destacado prohombre de Sevilla, varias veces homenajeado por sus contribuciones para la mejora de las infraestructuras sevillanas, así como todos los proyectos de modernización de la ciudad. Fue nombrado cónsul honorífico en Sevilla en 1903, cargo que desempeñó hasta 1919 y por sus actuaciones en pro de su patria, condecorado en numerosas ocasiones. Entre sus actividades, recaudó fondos para atender a los heridos durante la guerra de Marruecos, lo que le valió que el rey Alfonso XIII le condecorase con la medalla de Isabel la Católica.
 
Asimismo, fue el responsable de impedir un intento de sabotaje por parte de un oficial de la Armada alemana durante la Primera Guerra Mundial que se iba a cometer en el Puerto de Sevilla, contra barcos españoles que transportaban contrabando, que de haber tenido éxito hubiera comprometido la neutralidad española. En sus propias palabras decía que un cónsul no debía mezclarse en empresas militares; él debía ocuparse sólo de cosas pacíficas al servicio de la Nación. Fue vicepresidente de una iniciativa pacifista llamada Pro Sevilla, Ciudad de la Contraguerra cuyo principal objetivo eran evitar una nueva guerra.
¿Quieres conocer el centro? Concierta una visita